Algunas personas se centran más en cuidar el exterior que el interior y otras a la inversa. ¿Cuántas veces hemos conocido personas cuya imagen no es la adecuada a una situación o un momento concreto? o ¿Cuántas veces hemos coincidido con personas que con una alta imagen hemos observado un comportamiento indebido?

He tenido la oportunidad de colaborar escribiendo el prólogo del libro de mi buen amigo José Miguel Alonso Vélez titulado «Yo también quiero ser…». En un libro sencillo pero fácil de leer integra a la perfección las pautas para mejorar tanto nuestra imagen exterior y como nuestro interior. Os recomiendo visitar también su proyecto «La sonrisa del gentleman» que os puede ayudar a potenciar y a lograr procesos de mejora personales y/o profesionales.

Te recomiendo visitar su web www.lasonrisadelgentleman.com y comprar su libro «Yo también quiero ser» El próximo Martes 23 de Diciembre hara una firma de libros en el Club deportivo UP Bilbao:

 

Firma-Libros_Yo-tambien-quiero-ser

 

Prólogo de Jesús Manuel Gómez Pérez del Libro «Yo también quiero ser…» de José Miguel Alonso Vélez:

“Alicia se rió: «no tiene sentido intentarlo” dijo: “no se puede creer en cosas imposibles” .

“Yo mas bien diría que es cuestión de práctica” dijo la reina.
«Cuando yo era joven, practicaba todos los días durante media hora. Muchas veces llegue a creer en seis cosas imposibles antes del desayuno”

Como le dijo la reina a Alicia en el libro de Lewis Carroll, «Alicia en el país de las maravillas» no existen cosas imposibles sino personas que lo intentan y lo consiguen, y personas que no lo intentan y no lo consiguen, y por eso dicen que es imposible.

El «creer en seis cosas imposibles antes del desayuno» es tener a flor de piel la capacidad de soñar, la capacidad de creer que todo es posible si se ponen los medios adecuados para conseguirlo.

¿Sueñas? ¿sueñas a lo grande? ¿has dejado de soñar?. Si te encuentras entre las personas que ya no sueñan, que no piensan a lo grande, que han perdido la ilusión por aprender cosas nuevas o que no creen en la capacidad de mejorar, te encuentras entre esas personas a los que el libro de Miguel les va a ayudar de manera notable. El libro “Yo también quiero ser…”  de mi buen amigo Miguel, es un libro mágico porque te ayudará a mejorar, a sentirte mejor y a que el espejo te devuelva una sonrisa; pero sólo será mágico si tu quieres que lo sea.

Deberíamos preguntarnos, ¿porque los niños creen que todo se puede conseguir? ¿porqué los niños creen que son héroes en cualquier faceta de su día a día». Si somos capaces de recuperar una parte de heroicidad de cuando fuimos niños y somos capaces de tener sueños y que además esos sueños sean grandes ya estamos preparados para cambiar y para convertirnos en un gentleman con sonrisa.

No dejes que nadie te diga que no puedes conseguirlo. No permitas que nadie te robe tus sueños. Cada vez que alguien te diga que no, está reflejando que él no es capaz de intentarlo. Tú puedes mejorar si te lo propones en cualquier faceta de tu vida y conseguir grandes cosas. Como aprenderás a travDeberiamos preguntarnosrá capazavoseman con todos los aspectos y variables que menciona Miguel en su libro empieza a trabajar deés de las páginas del libro de Miguel, puedes mejorardesde el aspecto personal, la forma de vestir, la forma física, o los aspectos nutricionales; lo que sería “la foto”, hasta trabajar esas conductas que poco a poco se nos han ido olvidando, como la educación, la amabilidad, la gentileza, la óptima gestión de los conflictos y como no, incorporar a nuestro día a día una actitud positiva y agradecida respecto a la vida que tanto bien nos hace. Si os dais cuenta, este estilo de vida que nos cuenta Miguel en su libro, trabaja y enfatiza de la misma manera y con la misma fuerza, los aspectos exteriores e interiores de la persona, que sin lugar a dudas es la gran diferencia y la gran aportación respecto a otros libros que hablan sobre estilos de vida.

Yo te diría que para empezar a conseguirlo, empieces a pensar a lo grande. Nos han enseñado a pensar en pequeño y este pensamiento en pequeño nos inhabilita ya antes de empezar para conseguir cualquier proceso de mejora. Como te mostrará el libro de Miguel, a través de las diferentes provincias y sus personajes, es también necesario empezar a ponerlo en práctica. Me atrevo a daros la receta para que podáis conseguir cualquier aspecto de los que Miguel refleja en este maravillosos libro: «Si quieres construir un muro, no construyas un muro, dedícate a poner un ladrillo de la mejor forma posible que puedas, y repite este proceso, cada día», es decir, si quieres ser un gentleman con sonrisa con todos los aspectos y variables que menciona Miguel en su libro, léelo con tranquilidad e inmediatamenteempieza a trabajar.

Alguien dijo además un día que el éxito viene de un 1% de inspiración y un 99% de transpiración, es decir, un 99% de esfuerzo y de poner cada día ese pequeño ladrillo que te hará al final, y sin darte cuenta, ver que ya has conseguido tu muro particular, tus objetivos.

Suelen decir también que el aprendizaje no está en el saber sino en el hacer. La sonrisa del gentleman es un estilo de vida que aparece en este cuento, que lo podemos considerar como un saber práctico sobre cómo mejorar como personas y en definitiva cómo afrontar la vida con una sonrisa. Miguel será capaz de recordarte que todos lo podéis conseguir pero que para ello deberéis salir de vuestra zona de confort, porque sólo fuera de ella está verdaderamente la magia, la magia de conseguir vuestros propósitos y sin lugar a dudas estaréis mucho más cerca de alcanzar vuestros retos personales y profesionales.

“Yo también quiero ser…” es un libro de valiosas propuestas, agradable de leer y un libro de cabecera que nos debe acompañar siempre.

 

Jesus Manuel Gomez Perez

Conferencias y Seminarios sobre Valores, Actitud y Entusiasmo para aplicar en la empresa y en la vida. Valores del deporte para crear empresa.
Jesus Manuel Gomez Perez
Únete y recibe todas las noticias y recursos por email

 

*100% Spam Free. No compartiré, alquilaré o venderé tu email nunca a nadie.