¡Que fácil es decir que esto no lo voy a realizar porque es muy difícil o incluso porque parece imposible! La verdad es que la palabra «Imposible» nos ha hecho mucho daño (y nos lo sigue haciendo) para poder alcanzar nuestras metas.

Si os digo que todos podéis mejorar y ser directores de un área de negocio en una importante empresa. Si os digo que podéis conseguir un cliente multinacional para tu pequeña empresa micropyme. Si os digo que todos podéis realizar un Ironman deportivamente hablando. Si os digo que todos podéis tener la casa de vuestros sueños. Muchos me diréis que esto es vivir de ilusiones, pero más bien es que pensamos que es imposible.

Es curioso, pero a veces no hace falta pensar que es imposible porque siempre hay alguien cercano que nos deleita con una clase magistral sobre la imposibilidad de las cosas: «eso es imposible», «no creo que lo consigas ya que es imposible»,»imposible, tu no puedes», etc.

La verdad es que lo imposible sólo tarda en ocurrir un poco más que el resto de las cosas. Las personas que te hablan de la imposiblidad de las cosas deberían dejar trabajar a aquellas personas para intentar conseguir cosas imposibles. Lo imposible sólo tarda un poco más en llegar. Bruce Lee decía » que crees que algo es imposible, tú lo harás imposible», es decir, sólo pensar que algo no lo podrás conseguir ya es un freno para no conseguirlo.

Para ello algunas recomendaciones a seguir:

1- Elimina la palabra «imposible» de tu vocabulario. 
Te costará bastante tiempo porque el sistema educativo, las empresas e incluso la familia  y amigos sin saberlo nos han inculcado la idea de que hay cosas imposibles. Acuéstate cada noche pensando que puedes conseguir algo que siempre habías pensado que era imposible de realizar.

2- No escuches a todos aquellos que te dicen que es imposible algo determinado.
No se trata de no valorar las opiniones de los demás. Lo que si debes hacer es caso omiso cuando alguien te diga que una cosa es imposible. Cuando alguien te dice que algo es imposible es porque él lo tiene grabado a fuego y morirá pensando que hay cosas imposibles.

3- Incorpora a tus sueños e ilusiones cosas que te parezcan imposibles.
Ahora que has empezado a desterrar la palabra imposible de tu vida, tienes libre el 100% de tus ilusiones y puedes ponerte cualquier objetivo sin miedo. Aunque parezca fácil, si nunca has pensado en cosas imposibles, al principio te costará empezar a fijarte este tipo de objetivos. Empieza por un primer objetivo, aquel que siempre te ha hecho ilusión, pero que siempre descartaste porque tú u otros te decían que era imposible.

4- Cuéntales a los demás lo imposible de las cosas que vas a conseguir a partir de ahora.
Tan importante es desterrar la palabra imposible de tu vida como contarles a los demás que vas a conseguir objetivos imposibles. Por un lado potenciarás tu automotivación para conseguir las mismas y por otro ayudarás a aquellas personas que todavía no se han dado cuenta de ello.

 
¿No os habéis dado cuenta que hay personas a las que les va bien en la vida y a otras no? Esto no es por magia o porque el universo se haya puesto de acuerdo en mandar una señal sobre estas personas. Es sin más porque hay personas que creen que hay cosas imposibles y otras que se olvidan de la imposibilidad de las cosas.

¿Que tipo de persona quieres ser tú?

Jesus Manuel Gomez Perez

Conferencias y Seminarios sobre Valores, Actitud y Entusiasmo para aplicar en la empresa y en la vida. Valores del deporte para crear empresa.
Jesus Manuel Gomez Perez
Únete y recibe todas las noticias y recursos por email

 

*100% Spam Free. No compartiré, alquilaré o venderé tu email nunca a nadie.